*

5 razones para no olvidar a tus amigos

Salud

Por: pijamasurf - 02/16/2017

No hay vida sin amigos, por eso hay que cuidarlos como se cuidan otras expresiones de amor

“La amistad hace de tormentas y tempestades un lindo día en los afectos, y de la oscuridad y confusión de pensamientos hace la luz del día”, escribió Francis Bacon, en el que posiblemente sea uno de los mejores elogios que se han dicho sobre los amigos y sus bondades.

En efecto, de todos los vínculos que tenemos y formamos a lo largo de nuestra vida, quizá el de la amistad sea el único que lo tiene todo, sin restricciones. Un amigo puede conocernos mejor que nuestros padres o nuestra pareja; con un amigo podemos rivalizar tanto o más que con un hermano; con un amigo podemos decir la verdad, sentirnos a gusto, también discutir, y todo ello dentro del territorio de la amistad.

Pero por si esto no bastara, a continuación te invitamos a considerar cinco razones para preservar tus vínculos amistosos y cuidarlos de la misma manera que se cuidan otras expresiones del amor.

 

Amigos y salud

Varios estudios han demostrado la relación entre los amigos y la salud personal. Entre otros, uno de los más destacados es el que realizó hace algunos años la doctora Lissa Rankin con comunidades de inmigrantes italianos en Estados Unidos. Fieles a su origen, muchas de esas personas sostenían un estilo de vida que, desde fuera, parecería poco saludable: comidas ricas en grasas, alcohol en abundancia, sedentarismo, tabaquismo. A pesar de esto, su corazón estaba en mucho mejor estado que el del estadounidense promedio, por una sola razón: su vida la hacían entre amigos. La felicidad de encontrarse entre gente querida tiene efectos no sólo emocionales sino también fisiológicos.

 

Amigos y empleo

Dos o tres generaciones atrás se decía con fervor que encontrar un trabajo era más fácil gracias a un factor: los amigos. Nuestra red de vínculos personales influye notablemente en nuestras oportunidades de vida, en sentido amplio, y el trabajo no es la excepción. Este análisis estadístico mostró que frente a otros recursos, los amigos y contactos siguen siendo el principal punto de contacto con una vacante: cuatro de cada 10 personas encuentran un nuevo trabajo gracias a un amigo, frente a dos de cada 10 que lo hacen por medio de un sitio de Internet especializado o una de cada 10 que llegan por una agencia de contratación. ¿Buscas empleo? Pregúntale a tus amigos.

 

Amigos y adversidad

Si no hay vida sin adversidad, ¿qué es lo mejor que podemos hacer al respecto? Entre otras cosas no menos importantes, tener amigos. ¿Quién si no estará ahí para acompañarte en ese momento de dificultad? 

 

Amigos y felicidad

Y no menos cierto es que no hay vida sin felicidad. Y si, como dice Shakespeare, de lo bello sólo deseamos que se acreciente, ¿qué terreno más fértil para lo mejor de esta vida que el de los amigos y su afecto irrestricto? ¿No es entre amigos donde la felicidad se multiplica sin agotarse nunca?

 

Amigos y vida

La amistad auténtica está ligada indisociablemente a las cualidades más vitales de la existencia: la libertad, el descubrimiento, la realización. Hay amigos que nos muestran el camino de la vida plena, otros nos llevan al hallazgo de lo que no conocíamos y con otros más, con acciones muy concretas, nos damos cuenta de que sólo en el hacer compartido se encuentra la verdadera vida.

Johanna Watkins padece un síndrome que le produce alergia a numerosas cosas, incluyendo su cónyuge

Aunque pueda sonar como una analogía de una condición que muchas mujeres y hombres experimentan frente a sus parejas alrededor del mundo, en el caso de Johanna Watkins es literal. Esta mujer de Minnesota tiene un extraño síndrome de activación celular, el cual provoca que su cuerpo reaccione negativamente al contacto con numerosas cosas, incluyendo su esposo. 

El espectro de reacciones alérgicas que Watkins experimenta es bastante amplio, desde irritación en la piel y dolores en los huesos hasta desvanecerse o entrar en estado de shock. Curiosamente no es alérgica al contacto con su hermano y hermana pero, lamentablemente, la interacción con su cónyuge le implica múltiples malestares. 

Scott y yo tratamos de mirar juntos un programa. No podemos estar en la misma habitación porque soy alérgica a él, pero él se pone tres pisos abajo de mí, en un cuarto con su laptop y yo en la mía, y miramos el mismo show al mismo tiempo y mientras nos tentamos sobre lo que estamos viendo.    

Hasta ahora ninguno de los tratamientos explorados por los médicos ha arrojado resultados satisfactorios para contrarrestar la trágica condición de Johanna. El Mast Cell Activation Syndrome que padece esta mujer de 29 años provoca que las células del cuerpo que están programadas para protegernos contra las amenazas del ambiente comiencen a atacar al propio organismo.