*

Por qué ir al cine es siempre una buena opción para una cita

Arte

Por: pijamasurf - 02/10/2017

¿Hasta dónde nos lleva nuestro deseo de compartir lo que nos gusta y nos asombra?

Para muchos de nosotros es muy común ir al cine acompañados y quizá incluso cabría decir que en pareja. El cine es aún una de esas actividades de entretenimiento que, aunque muchos han vivido desde su invención, no sólo subsiste sino que incluso se realiza más o menos de la misma manera que hace 40 o 100 años. El cine es tan colectivo como antes lo fueron el teatro callejero o incluso la lectura de ciertos libros. Es, aún, algo que se hace con otros, en compañía y a veces en complicidad.

En una entrevista que después se convirtió en videoensayo, el director Richard Linklater sostiene que el gran elemento del cine es el tiempo –su percepción, su control, su manipulación– y es posible que esa sea una primera razón que, intuitivamente, nos hacer proponerle a alguien una ida al cine. Vamos porque sabemos que seremos testigos de algo, que ya no seremos los mismos después las 2 horas que pasemos en la sala, que algo habrá cambiado entre el yo que entró y el yo que terminó de ver la película. Y tal vez queremos constatar con alguien la realidad de ese cambio. Queremos corroborar con alguien que en efecto el tiempo pasó y que quizá no nos dimos cuenta de ello pero hay cambios muy específicos que así lo demuestran, ¿y qué mejor que sea otro quien nos ayude a reconocerlos?

En este sentido, el cine es posiblemente el mejor y más asequible medio de empatía. Si podemos llegar a sentir que nuestro propio tiempo se detiene, entra en una especie de paréntesis en donde suspende su marcha, es sólo porque estamos profundamente interesados en el tiempo de otro, seguimos el tiempo de otros, lo cual es otra forma de decir que seguimos una vida que no es la nuestra. El cine nos enseña a mirarnos en el espejo del otro y sentir como si fueran nuestros su tiempo y su vida. Una vez terminada la película, cuando volvemos a lo que somos y descubrimos que hay alguien más al lado nuestro, ¿no es esa la mejor oportunidad para aplicar lo aprendido?

¿No estamos mejor preparados entonces para mirar al otro como lo que es: una suma compleja de circunstancias que lo llevó hasta ese momento?

Si deseas preservar esa compañía con la cual puedes compartir el gusto por el cine, te sugerimos aprovechar esta oportunidad de mantenerte en contacto con los demás. Sólo haz clic en este enlace para conocer más al respecto.

Ahora puedes ganar mucho dinero con tus fotos (gracias a Google)

Arte

Por: pijamasurf - 02/10/2017

¿Estás listo para monetizar tus mejores fotografías? Google podría pagarte entre 25 y 175 dólares por foto

Hoy se produce una incontable cantidad de fotografías diariamente. Millones de personas, la mayoría equipadas con teléfonos, capturan momentos, escenarios y personajes alrededor del mundo, y lo hacen con un ritmo hasta hace poco inimaginable. Seguramente entre tu gran archivo fotográfico tienes algunas imágenes memorables, especialmente buenas, que enmarcan a la perfección algún destino, un objeto en particular o un momento imposible de describir sólo con palabras. 

Ahora podrás monetizar esa fina selección de tus fotografías gracias a una alianza entre la app Snapwire y Google. Snapwire es un banco de imágenes que vincula a gente y compañías con potenciales fotógrafos (que puede ser cualquier persona que tenga buenas imágenes). Y además de tener un banco permanente de imágenes, da la posibilidad de que alguien que desee una foto específica la solicite y acompañe su solicitud con una oferta monetaria. Cualquier usuario ya registrado en Snapwire puede responder a la solicitud y así ganar dinero, sólo que ahora Google abrirá miles de solicitudes, y por lo tanto muchas oportunidades de monetizar tus fotos –básicamente se trata de responder a la necesidad que tiene el buscador de actualizar imágenes de, por ejemplo, destinos populares, o satisfacer búsquedas de usuarios que por ahora no arrojan ningún resultado. 

El procedimiento es sencillo:

Te registras en Snapwire.

Consultas las solicitudes hechas por Google (y de paso puedes checar las hechas por muchos otros potenciales clientes).

Subes las fotografías de tu archivo que correspondan con las solicitudes, y si Google las selecciona obtendrás entre 25 y 175 dólares por cada una. 

Esos cientos o miles de fotografías almacenadas en tu computadora ahora podrían traerte buenas ganancias. Ojalá este sea el comienzo de una tendencia en la que el contenido que generamos los usuarios, ese que aprovechan muchas plataformas, entre ellas obviamente Facebook o Instagram, empiece a generar un beneficio para sus autores.