*

X

Sobre 'Aerosol' y el cine con voluntad transformadora

Arte

Por: Lalo Ortega - 02/13/2017

Grafiti, pandillas, baile: "Aerosol" es una exploración de ciertos submundos de la sociedad mexicana actual

El cine es ese espacio de nuestra cultura que ofrece la posibilidad de transformar aquello que está ligado a nuestros deseos y a nuestra manera de desear.
Lauro Zavala

Para “Tren” y “Drama”, personajes reales que inspiran a los protagonistas homónimos de la cinta Aerosol, el grafiti y el baile suponían su escape del crimen de pandillas, cuando vivían en los barrios marginados mexicanos. La ópera prima de Mauricio de Aguinaco pretende cumplir este mismo rol del arte como escapatoria para el público joven, con una historia sobre los peligros del ambiente de pandillas.

Puede que no sea exitosa en comunicar ese mensaje efectivamente, pero para su director, quien ha sido testigo de dicho estilo de vida al sur y al norte de la frontera con Estados Unidos, resulta primordial llevar Aerosol a un público tan amplio como sea posible. La película forma parte de la iniciativa #MásCineMexicano del Cine Tonalá, que busca impulsar a las producciones nacionales con proyecciones especiales.

De Aguinaco lamenta que, en tiempos recientes, las películas mexicanas de mayor recaudación en taquilla parecen ser también las menos comprometidas con enviar un mensaje relevante a la sociedad. Nótese que, de acuerdo con el estudio preliminar de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE), las tres cintas nacionales más taquilleras de 2016 fueron comedias de risa fácil. Además, a pesar de que México permanece como el cuarto país con mayor asistencia a salas de cine, ninguna producción doméstica quedó cerca del top 10 de taquilla.

En otras palabras: los mexicanos casi no consumen cine mexicano.

Ya en el último Anuario Estadístico de Cine Mexicano del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) se observan algunas de las causas. Por un lado, casi la mitad de las películas nacionales son estrenadas con menos de 100 copias, lo que limita mucho su distribución. Por otro, para De Aguinaco, las producciones actuales no son necesariamente atractivas para los jóvenes, y a esto responde la estética de su película.

Aerosol se arriesga con un estilo visual en el que el arte urbano es parte fundamental de la identidad del protagonista y su ciudad. Aunado a esto, hay secuencias con texturas de páginas de historietas, y los golpes en las peleas son enfatizados mediante onomatopeyas. Del mismo modo que Nuk intenta rescatar del crimen a su hermano menor, Tren, atrayéndolo a desarrollar su talento artístico, la propuesta estética de la película busca identificarse con la cultura de su público potencial.

La cinta no es precisamente exitosa en ese propósito: los súbitos saltos en estilo visual, de hecho, distraen más de lo que logran aterrizar a esta película de actuaciones, guión y mezcla de audio mejorables. Sin embargo, hay que rescatar que esté alineada a dotar al cine de una voluntad transformadora, más allá del mero entretenimiento.

Puede debatirse si corresponde o no al cine adoptar este rol de manera activa. Pero si, como escribe Zavala, éste tiene el poder de reafirmar valores, identidades, y formas de ver el mundo, habrá que brindar más espacios de exhibición a las propuestas que quieran comunicar que, para la juventud, sí existe una salida.

 

Twitter del autor: @Lalo_OrtegaRios

Ahora puedes ganar mucho dinero con tus fotos (gracias a Google)

Arte

Por: pijamasurf - 02/13/2017

¿Estás listo para monetizar tus mejores fotografías? Google podría pagarte entre 25 y 175 dólares por foto

Hoy se produce una incontable cantidad de fotografías diariamente. Millones de personas, la mayoría equipadas con teléfonos, capturan momentos, escenarios y personajes alrededor del mundo, y lo hacen con un ritmo hasta hace poco inimaginable. Seguramente entre tu gran archivo fotográfico tienes algunas imágenes memorables, especialmente buenas, que enmarcan a la perfección algún destino, un objeto en particular o un momento imposible de describir sólo con palabras. 

Ahora podrás monetizar esa fina selección de tus fotografías gracias a una alianza entre la app Snapwire y Google. Snapwire es un banco de imágenes que vincula a gente y compañías con potenciales fotógrafos (que puede ser cualquier persona que tenga buenas imágenes). Y además de tener un banco permanente de imágenes, da la posibilidad de que alguien que desee una foto específica la solicite y acompañe su solicitud con una oferta monetaria. Cualquier usuario ya registrado en Snapwire puede responder a la solicitud y así ganar dinero, sólo que ahora Google abrirá miles de solicitudes, y por lo tanto muchas oportunidades de monetizar tus fotos –básicamente se trata de responder a la necesidad que tiene el buscador de actualizar imágenes de, por ejemplo, destinos populares, o satisfacer búsquedas de usuarios que por ahora no arrojan ningún resultado. 

El procedimiento es sencillo:

Te registras en Snapwire.

Consultas las solicitudes hechas por Google (y de paso puedes checar las hechas por muchos otros potenciales clientes).

Subes las fotografías de tu archivo que correspondan con las solicitudes, y si Google las selecciona obtendrás entre 25 y 175 dólares por cada una. 

Esos cientos o miles de fotografías almacenadas en tu computadora ahora podrían traerte buenas ganancias. Ojalá este sea el comienzo de una tendencia en la que el contenido que generamos los usuarios, ese que aprovechan muchas plataformas, entre ellas obviamente Facebook o Instagram, empiece a generar un beneficio para sus autores.